¿Es este país para emprendedores?

Por 2 junio, 2017Noticia

Desde luego parece que no lo es. La presión impositiva de la administración (cada día más alta), los continuos cambios normativos que nos afectan y el desprestigio de la clase empresarial ante la sociedad indicarían con pocas dudas que éste no es país para emprendedores. Sin embargo hay más de tres millones de autónomos, y cada día ese número está creciendo.

Hay abundantes razones por las que muchos dan ese paso y todas son perfectamente válidas. Vamos a exponer algunas de ellas;

Crear tu propio puesto de trabajo

Sabemos que actualmente pocas empresas aumentan su plantilla. En este entorno crear tu propio puesto de trabajo puede ser una excelente idea. Puedes aprovechar los conocimientos adquiridos o lanzarte a ese proyecto que has estado madurando. En cualquier caso suena mejor que quedarte en casa esperando el cambio de ciclo.

Dedicarte a tu gran pasión

Una de las mejores razones para emprender es que, si montas un negocio, tendrás la oportunidad de dedicarte a lo que más te gusta, a tu gran pasión. Seguro que hay un sector concreto que te encanta y en el que podrías invertir horas y horas de tu tiempo de buen grado. Recuerda la frase de Confucio: “Elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un día más de tu vida”.

Realización personal

Son muchos los trabajadores por cuenta ajena que, al manifestar sus ideas, ven como los jefes ni tan siquiera las consideran. Pues bien, si te conviertes en emprendedor, ya no tendrás este problema, ya que podrás transformar todas tus buenas ideas en una realidad.

 Ganar más dinero

Por supuesto este es un motivo poderoso. Pero a la larga puedes estar seguro de que todas las otras razones te darán mucha más satisfacción que esta última.

 Ser tu propio jefe

Recuerda que como emprendedor vas a tener muchos jefes:  Clientes, proveedores, empleados … ¿Tienes que llevar a tus hijos al colegio todos los días y la empresa en la que trabajas no te da ningún tipo de facilidad? Si eres emprendedor solucionar ese tipo de problemas suele ser más fácil, ya que, al ser tu propio jefe, podrás establecer unos horarios muy flexibles y adaptados a tus necesidades. ¡Aunque no tienes que olvidar que para emprender hay que trabajar muy duro!

Como empresario autónomo vas a trabajar más, te va a costar más esfuerzo, tendrás mayores responsabilidades… ¿Entonces por qué vas a ser más feliz? Porque, sinceramente, tener en tus propias manos el desarrollo de tus sueños te llena de satisfacción. Ten en cuenta que en el trabajo pasas prácticamente un tercio  de tu vida adulta, ¿No crees que vale más dedicarte a algo que te llene?

Recuerda que la motivación no va de tener ánimo, va de tener motivos. Elige los motivos que más te gusten porque si has leído hasta aquí es que ya tienes la inquietud que mueve a todo empresario.

¡Animo y mucha suerte!

Envía un comentario

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies