Compraste un coche usado… ¡y una deuda con Hacienda!

Por 2 junio, 2017Noticia

Te has comprado un coche. Llegas a casa feliz con él, se lo enseñas a familiares y amigos. Además estás particularmente orgulloso porque, al comprarlo de segunda mano, has ahorrado un montón de dinero.

Pasan las semanas y sigues disfrutando de tu fantástica compra hasta que una mañana recibes una notificación que te indica que tu flamante coche está embargado y debes entregarlo a la Agencia Tributaria.

Tu primera y lógica reacción es de indignación. ¿Cómo puede ser si tú nunca has tenido deudas con Hacienda? Agobiado, te diriges a la delegación de la AEAT y, tras hablar con varios funcionarios, te confirman que la deuda viene del antiguo dueño del vehículo y que suma algo más de lo que te costó a ti el coche. Para colmo de males te informan de que la única manera de que no se queden con tu coche es que tú te hagas cargo de la deuda y la pagues.

Te derrumbas y, al borde de las lágrimas, escuchas como el funcionario te dice que deberías haber pedido un Suministro de Datos antes de comprarlo. ¿Y qué demonios es un suministro de datos?

Un Suministro de Datos es un informe de cargas del vehículo donde se indican deudas, embargos, reservas de dominio y demás incidencias que afectan a ese vehículo en concreto. También incluye la última ITV y el propietario legal de ese vehículo en ese momento. Con ese documento se pueden ver posibles problemas legales antes de la compra y evita sustos que son difíciles de solucionar después de haber pagado.

Antes de comprar un coche debes solicitar siempre un Suministro de Datos. Para obtenerlo puedes dirigirte a la DGT o acercarte a cualquier Gestoría Administrativa donde te lo podrán aportar tras unos minutos. No hacerlo te expone a que lo que sería una buena compra se convierta en una fuente de problemas completamente evitables.

Un saludo,

Mila Sende

Responsable del área de Vehículos de XESTIONA

P.D.: Al final tuviste suerte y no perdiste el dinero que pagaste por tu coche, pero después de ese susto te juraste no volver a comprar un coche usado sin pedir el puñetero Suministro de Datos.

Envía un comentario

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies